SECCIONES DENoticias

Jack Chapman murió por inyectarse silicona en los testículos

Jimena Barragán Jimena Barragán

08 de noviembre de 2018, 13:19 hrs

Un hombre murió después de llenar sus testículos con silicona como parte de un juego sexual de "culto".

Jack Chapman, de 28 años, murió en Seattle, Estados Unidos, después de inyectar una gran cantidad de líquido en sus testículos.

El certificado de defunción Chapman dice "Síndrome de inyección de silicona" como una de las cuatro causas de muerte, así como tres problemas relacionados con los pulmones.

El australiano, también conocido como Tank Hafertepen, publicó fotos de él mismo con genitales agrandados.

La hinchazón anormal y la distorsión del pene son efectos secundarios de las inyecciones de silicona, que pueden provocar la acumulación de líquido y sangrado en los pulmones.

Se han reportado varias muertes después de que las personas se inyectan silicona en el trasero.

Video: Esta es la historia de Jack Chapman

Y si bien las inyecciones de silicona en los genitales masculinos son menos comunes, no son menos peligrosas.

Chapman formó parte de una relación homoerótica maestro-esclavo en la comunidad gay de San Francisco, antes de mudarse a otra en Seattle.

El fallecido sostenía una relación con el blogger Dylan Hafertepen, de quien tomó su apellido y según la madre de Tank, Linda Chapman, fue su pareja quien lo llevó al extremo de usar las inyecciones. La madre culpa a Hafertepen de la muerte de su hijo.

Tal vez te interese: 

¡Pierde brazos, piernas y glúteos por inyectarse silicón industrial!

El fisicoculturista criticado por inyectarse aceite en los brazos

Ella es la "Kim Kardashian africana"