SECCIONES DENoticias

Nueva York se enfrenta al peor brote de sarampión en décadas

Marianna Fierro Marianna Fierro

08 de enero de 2019, 16:48 hrs

vacuna brote sarampion nueva york

Imagen ilustrativa: Pixabay

En Clarkstown Pediatrics en Nanuet, Nueva York, los bebés están pasando por un programa acelerado de vacunación contra el sarampión, recibiendo sus primeras vacunas seis meses antes de lo normal y la segunda dosis de manera inmediata.

Esto forma parte de un esfuerzo a nivel estatal para evitar que varios brotes de sarampión se conviertan en una epidemia

El estado ha tenido 167 casos del altamente infeccioso virus desde septiembre, lo que lo convierte en el peor año para el sarampión desde la década de 1990.

Los niños no vacunados han proporcionado un terreno fértil para que el virus del sarampión se afiance. Aunque el sarampión se erradicó en los Estados Unidos, el virus fue devuelto por los viajeros a Israel, que ha estado combatiendo una epidemia de sarampión durante meses. Las víctimas: en su mayoría miembros de comunidades judías ortodoxas muy unidas en todo el estado.

La semana pasada, el condado reportó 105 casos de sarampión; más del 80 por ciento en promedio no había sido vacunado y solo tres casos habían recibido las dos dosis recomendadas de vacuna contra el sarampión.

Funcionarios de salud locales, estatales y federales están luchando para combatir los brotes, que creen que han sido impulsados por una combinación de propaganda contra las vacunas, la aplicación laxa de los requisitos escolares para vacunar, y una tendencia cada vez mayor entre algunas familias a alejarse de la medicina estándar. 

El sarampión todavía mata a más de 100,000 personas al año, en su mayoría niños menores de cinco años

Algunas escuelas privadas en el condado informaron que las tasas de vacunación habían caído hasta un 50 por ciento. Se necesita una tasa de vacunación del 95 por ciento o más para prevenir brotes.

“Hemos hecho un esfuerzo increíblemente agresivo para abordar esto", dijo el comisionado de salud del estado de Nueva York, el Dr. Howard Zucker. "Este ha sido el peor brote de sarampión en la historia reciente en el estado".

El sarampión es extremadamente infeccioso. Una persona no vacunada tiene un 90 por ciento de probabilidades de enfermarse si se expone al virus y el virus en sí es inusualmente transmisible. Puede permanecer en el aire e infectar a las personas incluso horas después de que una persona con el virus haya abandonado una habitación.

Aunque algunas personas consideran que el sarampión es una enfermedad benigna de la infancia, puede ser mortal. El sarampión causa encefalitis y neumonía y, antes de que comenzara la vacunación masiva en la década de 1980, el sarampión mataba a casi 2.6 millones de personas al año, según la Organización Mundial de la Salud.

Por lo tanto, cada vez que se identifica un caso, los trabajadores de salud pública deben localizar a todos los demás con los que el paciente estuvo en contacto durante los días y semanas anteriores y verificar que no se hayan infectado. 

Sin embargo, según el CDC, 2018 no fue el peor año registrado para el sarampión en  Estados Unidos; a partir del 1 de diciembre, se informaron 292 casos en todo el país. En 2014, se notificaron 667 casos, alimentados en gran parte por un brote que se originó en los viajeros que regresaban de Filipinas y  otros relacionados con viajes a Disneyland, así como a las comunidades Amish no vacunadas en Ohio.

Te puede interesar:

Segundo brote de ébola más grave de la historia llega a ciudad y no hay vacunas suficientes 

Alerta en Estados Unidos por enfermedad similar a la polio