SECCIONES DENoticias

Gobernadora de Alabama ratifica la ley contra el aborto más restrictiva de todo el país; criminaliza realizar abortos incluso en casos de violación

Andrea Escobar I AP Andrea Escobar I AP

14 de mayo de 2019, 20:20 hrs

ley contra el aborto alabama
Manifestantes en contra la ley para restringir el derecho al aborto en Montgomery, Alabama el 17 de abril del 2019. Imagen: AP

Este martes el senado del estado de Alabama aprobó un proyecto de ley que prohibe la interrupción del embarazo desde el inicio de la gestación y en casi todos los casos, incluyendo la violación y el incesto, haciendo sólo una excepción en caso de que la vida de la madre corra graves riesgos. Alabama es ahora el último de dieciséis estados que han restringido el aborto legalmente en 2019. 

Kentucky, Mississippi, Ohio y Georgia aprobaron recientemente prohibiciones al aborto una vez que se detecte un latido fetal, que puede ocurrir alrededor de la sexta semana de embarazo. La ley de Alabama va más lejos al buscar la prohibición total del aborto.

El grupo de legisladores demócratas buscaba añadir una enmienda que permitiera las excepciones en caso de menores embarazadas por violación o incesto, pero la propuesta fue rechazada por 25 senadores republicanos, todos hombres. 

“Ustedes no tendrán que criar a ese niño. No tendrán que engendrar a ese niño. No tendrán que proveer para ese niño. No tendrán que hacer nada por ese niño y aún así quieren tomar la decisión por la mujer que lo hará” le dijo la senadora demócrata Vivian Davis Figures a los promotores de la ley. 

La ley castigará con cárcel hasta por 99 años a quien practique un aborto, pero no incluye penas para la mujer que se lo realice. 

Gobernadora Kay Ivey firmó la promulgación de la ley el miércoles; da justificación religiosa

gobernadora alabama aborto
La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, firma una ley que penaliza el aborto en casi todos los casos en el estado, el miércoles 15 de mayo de 2019, en Montgomery, Alabama. Imagen: AP

La gobernadora republicana de Alabama, Kay Ivey, ratificó el miércoles la ley. “Para los muchos partidarios de la medida, esta ley representa un poderoso testimonio de la creencia profundamente arraigada de los alabamianos de que toda vida es valiosa y que toda vida es un regalo de Dios”, dijo la gobernadora en un comunicado.

Ivey reconoció el miércoles que la medida podría ser inaplicable en el corto plazo.

El encuestador republicano Chris Kratzer señaló que no hay ningún distrito del Congreso y probablemente ningún distrito legislativo con suficientes votantes indecisos para que los republicanos enfrenten un verdadero riesgo en el estado.

Los opositores a la ley preparan su ofensiva

Los patrocinadores de la propuesta quieren darles a los conservadores en la Corte Suprema de Estados Unidos la oportunidad de desechar los derechos al aborto a nivel nacional, pero los demócratas y defensores de los derechos para abortar describieron la medida como una bofetada a las votantes.

“Simplemente desdeña a las mujeres y al valor de las mujeres y su voz. Hemos vuelto a silenciar a las mujeres en un asunto muy personal”, dijo la senadora estatal Linda Coleman-Madison.

Coleman-Madison dijo que espera que la medida despierte a “un gigante dormido” de mujeres en el estado.

La Unión de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) del estado de Alabama anunció que, en alianza con Planned Parenthood, demandarán en contra de la ley por ser “una prohibición inconstitucional y para proteger el derecho de cada mujer de tomar su propia decisión acerca de su salud, cuerpo y futuro.” Sin embargo, los promotores de la ley están preparados para esa respuesta e incluso albergan la esperanza de perder el caso en las cortes inferiores para que así llegue a la Corte Suprema —ahora de mayoría conservadora— y se prohiba el derecho al aborto a nivel federal. 

Ve también:

Kemp promulga ley que prohibe casi todos los abortos en Georgia

A doce años del aborto legal en la Ciudad de México, las cifras desmienten los mitos

Juez bloquea normas de Trump para restringir el acceso al aborto